“Tambores a lo largo del Hudson” marcan el compás hacia Inwood Hill Park
Thursday, 31 May 2012
DRUMS
Un bailarín en atuendo tradicional de Nativo Americano 
ejecutó como parte del 10mo "Festival de Tambores a 
lo largo del Hudson". PHOTO:ISAACC GARCIA

Historia por Robin Lawless
Fotos por Q PHOTO NYC

"Ría, grite, sea feliz! Hoy es un gran día"!

Esta fue la bendición de apertura que el Líder Mohawk Tom Porter pronunció ante la multitud este pasado domingo 20 de mayo, en el transcurso del 10mo. "Festival Anual Tambores A lo largo del Hudson" en Inwood Hill Park.

La celebración de la herencia Nativo Americana resultó ser una fiesta multi-cultural, la cual contó con exhibiciones que destacaron las tradiciones del baile y el tambor, artes y manualidades, y comida internacional.

Participaron grupos representando a las Cinco Naciones Indígenas, luciendo su vestimenta tradicional.
Y el parque en el norte de Manhattan resultó ser el lugar natural para la reunión, ya que es el último bosque restante en la ciudad y hace mas de 3000 años, sirvió como terreno para la caza y la pesca para el pueblo nativo Lenape.

Para muchos, fue una oportunidad para liberarse de los vestigios de la vida citadina y conectarse con el pasado.

"Esta es una oportunidad para nosotros compartir algo de nuestra cultura antigua con la comunidad", dijo Roberto Borrero de la Sociedad Cultural Taína, luego de que su grupo ejecutara durante la ceremonia de apertura.

DRUMS
Un participante en atuendo formal.
 
El pueblo Taíno tuvo su origen en el Caribe y fueron la primera tribu que encontró Cristóbal Colón.

"Este es el lugar donde los nativos pescaban y residían", dijo Jane Schachat, antigua administradora de parques para Manhattan Norte, quien se retiró en el 2007, luego de 26 años de servicio.

"Estamos caminando donde ellos lo hacían. Resulta sorprendente que aún exista", agregó. Schachat, quien fue homenajeada durante el festival por su trabajo en la restauración de dos parques en el norte de Manhattan, Inwood Hill y Fort Tyron, se le atribuyó el ser parte de la razón por la cual los parques han mantenido su importancia.

"Me siento muy conmovida", expresó Schachat refiriéndose al homenaje. "Estos parques fueron mi pasión".
LaDonna Harris, Presidenta de Americanos por la Oportunidad Indígena fue también homenajeada, por sus contribuciones a causas humanitarias y a la gestión medioambiental.

Su legado fue el dejarnos esta área para nuestro disfrute porque la cuidaron muy bien.

Oficiales electos, incluyendo a Scott Stringer, presidente del Condado, el Senador Estatal Adriano Espaillat, y el Concejal de Nueva York Robert Jackson entre otros, se detuvieron para expresar su respaldo.

Un árbol de pino blanco, un Iroquois símbolo de paz, se sembró en el parque para conmemorar la memoria de los líderes comunitarios que nos han dejado en el transcurso del pasado año.

DRUMS
Asistentes al festival de todas las edades disfrutaron de un día pletórico 
de música, historia y danza.
 
Entrada la tarde, una procesión de personas en colorido vestuario ingresaron al campo pow-wow y patearon un poco de polvo, ejecutando danzas tradicionales al sonido de los tambores mientras la multitud les observaba.

Greywolf Richards, un indígena Cherokee de North-Eastern Band quien reside en el Bronx, se pintó su rostro de rojo y negro y ejecutó una danza conocida como arriba la serpiente.

"Aquí vivimos en una jungla de concreto, somos indios urbanos. El poder bailar aquí, cerca del agua, es una forma de reconectarse con la Madre Tierra", expresó.

El festival incluyó interpretaciones de una variedad de grupos que demuestran la excepcional diversidad de la ciudad de Nueva York.

"Se trata de reunir a la gente, y disfrutar de nuestras culturas", expresó Carl Nelson, quien fue productor del evento para Lotus Music and Dance.

Entre los grupos presentes estaban The Thunderbird American Indian Dancers, bailarines de Jacques d'Amboise National Dance Institute, New York Chinese Cultural Center, Harambee Dance Company (danza Africana), Val-Inc Afro-Electronic), Kasibahagua Taino Cultural Society (Caribeño), y Kahurangi Maori Dance Company (Nueva Zelandia).

Los asistentes al festival agradecieron lo hermoso del día, y apreciaron el tener el evento en su vecindad.
"Es extraordinario que aún recordamos y celebramos la herencia", expresó Wendy Herlich, residente de Park Terrace, quien vino con su hija Vera.

Y el mensaje se reflejó durante todo el día, mientras aquellos vistiendo un ropaje mucho mas casual se unieron a aquellos que lucían elegantes adornos de cabeza con pedrería, completo con su hacha de guerra, y vestuario en los espaciosos terrenos del parque, para danzar, echar un vistazo y compartir unas palabras—y más que nada, sonreír.

"Aunque aparentamos ser diferentes, todos somos una misma cosa", apuntó Nelson.

Para conocer más sobre el evento, acuda a http://www.drumsalongthehudson.org.

Fuente: http://www.manhattantimesnews.com/
 
© 2009 United Confederation of Taíno People UCTP Support © Original template by GoPiP
Webdesign auf Usedom and Joomla