Marchan en la Isla y Nueva York contra el gasoducto
Monday, 20 February 2012
Desde La Fortaleza, le exigen a Fortuño el fin del gasoducto 

 

 

Casa Pueblo de Adjuntas estimó que miles de personas asistieron a la marcha contra el gasoducto. (El Nuevo Día / Ramón “Tonito” Zayas)
 

La lucha comunitaria contra el gasoducto marcó ayer un hito en la historia del proyecto, cuando miles de ciudadanos marcharon hasta La Fortaleza para exigirle al gobernador Luis Fortuño que lo retire definitivamente, reclamo al que se unió la comunidad boricua en Nueva York.

 

Pero el gobernador no escuchó el pedido, ya que no estaba en la Mansión Ejecutiva. De hecho, al tiempo que el pueblo protestaba contra el gasoducto, Fortuño, desde Guaynabo, insistía en que el tubo es la forma más costo efectiva para llevar gas natural a las termoeléctricas del norte.

 

Esta aseveración, que contrasta con la que Fortuño dijo a principios de mes, cuando expresó dudas sobre la efectividad del gasoducto, puso a los directivos de la organización Casa Pueblo de Adjuntas vigilantes de cuál será la decisión final sobre el proyecto. Casa Pueblo fue la entidad que organizó la “Marcha Nacional: Puerto Rico firme contra el Gasoducto”.

 

En Puerto Rico, la marcha salió desde el Capitolio a eso de la 11 a.m. y terminó a la 1:00 p.m. con mensajes frente a La Fortaleza. En Nueva York hubo protestas en el 26 Federal Plaza, donde ubica la sede del Cuerpo de Ingenieros, agencia federal que evalúa los permisos del gasoducto.

 

“Vía Verde debe ser combatida y luchada con cada onza de nuestra humanidad colectiva”, dijo David Galarza, quien aseguró que cientos marcharon en la Gran Manzana.

 

Viva la desobediencia civil

Mientras, aquí, el doctor Arturo Massol, de Casa Pueblo, indicó que están dispuestos a continuar reuniéndose con funcionarios del Gobierno para buscarle un sustituto al gasoducto, pero advirtió que la desobediencia civil se activará si la administración Fortuño insiste en la obra.

 

Agregó que la postura más reciente de Fortuño puede responder a intereses electorales ya que sabe que decir que apoya el gasoducto le puede costar los comicios. “Le toca al gobernador devolverle la paz a este pueblo”, dijo.

 

Massol, su padre Alexis y el congresista Luis Gutiérrez fueron los únicos que dirigieron mensajes en la marcha, a la que se unieron líderes sindicales y políticos, como los candidatos a gobernador por el Partido Popular Democrático, Alejandro García Padilla, y por Puertorriqueños por Puerto Rico, Rogelio Figueroa, y la vicepresidenta pipiola, María de Lourdes Santiago.

 

“Ya dejemos los estudios. Ustedes fracasaron la clase de gasoducto. Le hemos dado ‘F’. Busquen esas alternativas, pero dígannos de una vez, sin ambigüedades, que el gasoducto no va”, esbozó Gutiérrez, arrancando aplausos de los asistentes. Massol, padre, estimó la asistencia en miles de personas.

 

La marcha desfiló por la calle San Francisco, donde en un momento dado parecía que conectaba la plaza de Armas y la Colón, dos extremos distantes del Viejo San Juan.

 

Autor: Daniel Rivera Vargas y Gerardo E. Alvarado León

Fuente: elnuevodia.com

 
© 2009 United Confederation of Taíno People UCTP Support © Original template by GoPiP
Webdesign auf Usedom and Joomla