Peligran vestigios de nuestra historia por culpa de Vía Verde
Saturday, 22 January 2011
Federico Freytes sostiene que el calendario tan ambicioso para construir el proyecto pone en riesgo nuestros patrimonios arqueológicos.

BORIKEN - La Ermita de Nuestra Señora de la Candelaria, en Toa Baja, bendecida por el obispo Fray Manuel Jiménez Pérez, un cementerio dividido para blancos y para negros y yacimientos que datan del año 600 en adelante, entre otros, son importantes vestigios de nuestra historia, que peligran si se convierte en realidad la construcción del proyecto Vía Verde, propuesto por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Este riesgo se suma a los impactos ya discutidos públicamente que el proyecto propuesto implica para comunidades y para el medioambiente.

El arqueólogo y presidente de la Fundación Educativa Caribe Arqueológico, Federico "Riki" Freytes, advirtió que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) se aprobó en diciembre de 2010 sin que se hubiesen hecho estudios arqueológicos de manera exhaustiva.

"Uno de los problemas más grandes que tenemos en Puerto Rico es el desconocimiento de la importancia de la arqueología. No promovemos el turismo cultural histórico, de ruinas. El calendario tan ambicioso para construir el proyecto representa una gran amenaza para nuestros patrimonios arqueológicos. En la DIA no se incluyó el estudio de los yacimientos que pudiesen impactarse cuando se abran los caminos de acceso para la maquinaria. Será entonces cuando entren las palas mecánicas y salgan huesos o pedazos de vasijas que se darán cuenta de lo que había en una serie de lugares", indicó el arqueólogo.

Freytes se remontó a principios de la década de los noventa, cuando en medio de la construcción de la autopista José de Diego los constructores contratados por el Gobierno se toparon con huesos en su maquinaria. Los hallazgos en el Paso del Indio, en Vega Baja, revelaron que en dicho lugar, entre las pilastras del propuesto expreso ubicaba uno de los yacimientos más importantes de los taínos y culturas también pretaínas. Curiosamente, la tubería de gas también pasa muy cerca del preciado lugar.

El arqueólogo y profesor Reniel Rodríguez sentenció que el estudio Fase 1A, que comprendió la investigación de archivos y recorridos por la superficie, contenido en la DIA “ presenta una gama de deficiencias.El inventario de yacimientos realizados para el proyecto omite lugares reportados hace más de medio siglo”. Ejemplo de estos es el que ubica en el valle de Pellejas, documentado en 1952 en el “Scientific Survey of Puerto Rico and the Virgin Islands”.

Reinel además advirtió que de las 92 millas de extensión de la servidumbre del proyecto, los investigadores sólo recorrieron 27.6 millas, por lo que se dejaron 64.4 millas sin evaluar. “Los investigadores sólo recorrieron un 30 por ciento del terreno a ser impactado por este proyecto”, dijo.

Al igual que Freytes, Rodríguez apuntó que la DIA no contempló el impacto de la remoción de vegetación y corteza terrestre de las vías de acceso sobre los posibles yacimientos en el lugar.

Cataño, Toa Baja, Vega Baja, Barceloneta, Arecibo y Utuado, figuran como algunos de los municipios por donde la tubería amenazaría yacimientos o lugares de valor histórico.

Otros de los yacimientos en peligro son las haciendas construidas en mampostería y ladrillo, las antiguas vías del tren y molinos construidos en ladrillos.

Cambios en la ruta de la tubería

La AEE alterará la delineación de la tubería de gas natural en Utuado donde ubica el yacimiento Salto Arriba, cerca del recinto universitario de la UPR y también en Toa Baja donde ubica la Ermita de Nuestra Señora de la Candelaria. Así lo informó el consultor de la AEE para el proyecto Vía Verde, Daniel Pagán, quien confirmó que la determinación se tomó luego de realizar el estudio de archivos e inspección inicial que formó parte de la DIA. Sin embargo, reconoció que por la importancia de otros yacimientos en la ruta de la Vía Verde la AEE autorizó en el presente mes de enero realizar una segunda fase de estudios arqueológicos que conlleva excavación. Estas excavaciones no deben tomar más de dos meses. Pagán descartó que este asunto vaya a retrasar la construcción de la tubería.

Autor: Sara M. Justicia Doll
Fuente: http://www.primerahora.com
 
© 2009 United Confederation of Taíno People UCTP Support © Original template by GoPiP
Webdesign auf Usedom and Joomla